Entradas

Poema malo

Imagen
Facundo Martín Desimone


A Fogwill (el espíritu, no la persona)

Poema malo, poema croto, poema mocho.

Poema de la flor hipersulfatada,

del hipocampo hiperventilado,

del hipo

y de los espasmos.



De la fiebre y la vida negra,

la contravida,

la antivida

que fluye tan pasiva de tu cuerpo,

de tus espejos

como un río de ranitas ciegas, mochas,

también negras.



Poema que se viste con la degustación de lo pantanoso,

aguas estancadas en otro tiempo.

Con la putrefacción de las almas.



Poema tan malo y tan feo que da asco,

como un montón de gusanos rotos en los fideos

o en el revuelto gramajo.

Miles de bichos-bolita en tu subconsciente

y un infierno de cucarachas bajo tu cama.



Poema de los mil demonios,

poema indescriptiblemente malo, poema parco.



Poema

de todas las veces que pasé por tu casa

y estabas en teatro,

o engañándome

con mil guanacos.



Poema indefinidamente de mierda,

que no sirve para un carajo.

Excepto, tal vez,

para atascarse en las gargantas

de todos los reverendos y las monjitas muertas

que domina…

Agujeros negros / fluir hacia el pozo energético

Imagen
Facundo Martín Desimone
El sueño del pibe by León-O

La biblia en tu interior
desata colmenas enajenadas,
furiosas luciérnagas quemadas.

        El refulgir y explotar de la noche primitiva
 para volver a refugiarse en la entropía.
          La mente del león ensombrecida.

La melena mocha,
      el sol encandilado
   y las tijeras/espantasuegras de Dalila
          liberando el torrente de cumbias
   de mil y una gargantas afónicas.



Apagar la máquina, enceguecerse,
    un ¡Click! moderno
y volver a penetrar los espejos,
anestesiar la armonía cósmica,
   desarmar el espectro visible,
abrirse paso entre los planos,
fusionarse con el latido del tiempo
      y ascender con la corriente de fuerza etérea
          que arrancará el alma a los cuerpos,
precipitando el salto evolutivo
         que prescinde de la materia,
destronando así a los dioses
           y a los viles seres antropomórficos.



Poema originalmente publicada en el N° 3 de la revista Áspera, el 16 de agosto de 2019.

* Facundo Mart…

Reclamar los fueros

Imagen
Facundo Martín Desimone
El sueño del pibe by León-O

Reclamar los fueros

Agarrarte del fierro oxidado cuando tiemble el piso. Y el piso va a temblar, te lo aseguro. Liberar a los jaguares famélicos, alimentarlos con cuerpos podridos. Materia en descomposición. Calibrar la desintegración molecular.

Manipular a las arañas; hacer que tejan para nosotros hamacas paraguayas con su tela, prepararse para la caída. Va a haber una caída.

Levantar la perdiz.

Escupir en los charcos.

Fortalecer los músculos.

Volver la piel de hierro para aguantar los golpes (va a haber golpes).



Va a haber carreras contra balaustradas inclementes, va a haber tumulto incierto, va a haber navajazos tirados a los riñones, a la boca del estómago, va a haber cachengue, va a haber milonga, va a haber quilombo.

Entonces, retraer las uñas, esconder los colmillos, tensar cada nervio, replegar las piernas. Quedarse quieto. Y esperar.

Absorber el caos, dejar que el instinto fluya.

Y, a la primer señal de rebalse…

Pero ya es tarde para pen…

Cómo acercarse a los dioses

Imagen
Facundo Martín Desimone
El sueño del pibe by León-O

Dibujar con arco y flechas. Despojar la acartonada carátula de barro y obsidiana, descuartizar un óvalo. Forzar otra hilera de dientes, mejorar la puntería, correr el blanco. Fijar la oscuridad.

Despegarse las sombras, estaquearlas en ventanas de almizcle.

Mezclarse con el rebaño, sembrar la cizaña, aguijonear con espuelas de manos, meter púa, arrojar más leña al fuego.



Disfrazarse de castor, atravesar las pirámides de cactus y aserrín. Internarse en el Nilo para buscar tesoros heráldicos.

Coserse los diamantes a la piel, transformar la sangre en pequeñas gemas.

Llorar fuego de cadmio, aspirar la fragancia de flores fantasmas, destilar pequeñas formas cromadas en do menor.



Comprender la esencia y el drama terrible de los alcauciles. Borrar epitafios con la manga; crear tinta ancestral y derramarla, impulsar su flujo por los 7 lagos.

Volverse sabio y hermano de la destrucción. Entenderla como nunca nadie la entendió.

Calzarse el guante de esper…

La redención va por dentro

Imagen
Facundo M. Desimone
El sueño del pibe by León-O

Aclimato tu arrebato con humor existencial. Fiebre de gacela que domina la parcela. Alguacil adiamantado que se pierde en las nebulosas del agua oxigenada y la pasta de almendras. Cacofonías, verbigracias, patatín, patatán, cerrame la 15, tachame la doble, cargale la cuenta a los de arriba.

Los platos rotos los paga Magoya, y las aceitunas, tu mamá. Los patos emponderados brillan por su ausencia. El sol, ese buen amigo de todos, destierra las tinieblas orquestadas por la derecha. Algunos vidrios irán quedando, algunos diástoles irán tirando.



Y en el corazón de la noche sin estrellas, más vale que recordemos el mandato de las entrañas.

Se extienden las velas por desfalco en la ciudad. El cielo nos escupe con soberbia sus granadas de aguamarina. Cariátides maoríes roban los picos de los flamencos, alfajores prendidos fuego bajo el álamo de la venganza.



La redención nos hará libres, sí señor, pero antes nos quemará por dentro. Nuestros huesos se …